CtraX: Una alternativa para los exportadores

By 30 octubre, 2015Coquimbo, Noticias

La Serena, viernes 30 de octubre de 2015.- Nuestro país es reconocido por ser una potencia agroalimentaria, lo que está determinado porque muchos de sus productos se destinan a numerosos mercados y una de las principales vías de envío es la marítima, la que puede tardar hasta 45 días para llegar al puerto de destino.

Teniendo en cuenta esta realidad y con apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), la empresa CtraX logró desarrollar de manera exitosa un datalogger electrónico, pequeño y autónomo, con una memoria que permite el registro de variables ambientales como la temperatura, la Humedad Relativa, el CO2, O2 y otros parámetros como el ozono y el etileno.

El aparato es acompañado por un software que permite descargar y manejar la información obtenida, sobre la llegada de los productos en óptimas condiciones a su destino, proceso que es fundamental en este tipo de comercialización, para la cual se utilizan diversos mecanismos al interior de los container, como disminución de la temperatura (T°), control de la humedad relativa (HR) y modificación de los niveles de gases, en particular O2 y CO2, a través de la tecnología de atmósfera controlada (AC).

Según explicó la ejecutora de la iniciativa, Alejandra Valdés, “se trata de un dispositivo que registra y almacena, durante el viaje de exportación, las diversas variables atmosféricas principalmente humedad, temperatura, oxígeno o CO2, y eventualmente se pueden agregar otros factores, según lo que el cliente desee, entonces una vez que el contenedor llega a destino, se conecta el dispositivo a un computador y se obtiene una gráfica con las mediciones”.

Cabe destacar que uno de los principales problemas que se da actualmente es el acceso a la información de los indicadores que se presentan durante el transporte, parámetros que inciden directamente en la conservación de los productos, la cual es limitada y se entrega a destiempo o de manera frag­mentada, debido a la dificultad logística para su recuperación y a algunos impedimentos legales.

Al respecto, elEncargado Regional de las Regiones de Coquimbo y Atacama de FIA, Mariano López, comentó que, “la importancia del proyecto radica en que este instrumento tecnológico permitirá apoyar al sector exportador para resguardar ciertos parámetros de atmósfera controlada que permiten que nuestros productos frescos, lleguen con la calidad adecuada a su destino, resguardando los intereses de los exportadores contribuyendo al tema de imagen país, llegando a los destinos con los productos en las condiciones adecuadas”.

De igual forma, la ejecutora de la iniciativa, concluye que este dispositivo, ayudará a mejorar la toma de decisiones comerciales, además de permitir determinar responsabilidades en caso de que la fruta llegue dañada a su destino, otorgando la opción de poder saber si los problemas son de la cosecha o de la atmósfera, entregando además la generación de una base de datos respecto a las condiciones óptimas para cada variedad según la temporada.