Del panal a tu boca: Miel como nunca la probaste

By 3 noviembre, 2015Aysén, Noticias

Martes, 3 de noviembre de 2015.- Desayunar tostadas con miel sacada a cucharadas directamente desde un panal, o untar el dedo en las mismísimas celdas colmadas sin riesgo de ser picado por una abeja furibunda. Esto, que parece un sueño de Winnie the Pooh, hoy es posible gracias a la inventiva de un apicultor aysenino que se atrevió a innovar en la producción y formato comercial de su producto.

Buscando agregar valor a la miel producida en la Región de Aysén, durante el verano de 2011 Sebastián Fritsch comenzó a desarrollar prototipos de miel en panal, con la idea de llevar al consumidor toda la calidad y pureza del producto, sin someterla a ningún tipo de proceso. Emprendedor inquieto, el agrónomo había iniciado un intenso trabajo de prospección y sabía que en el mercado mundial existía una creciente demanda por miel en formato gourmet, habiendo pocas empresas embarcadas en este desafío.

Con la ayuda de ProChile y en el marco del programa “Promoción de Exportaciones”, a fines de 2013 Fritsch viajó a Dubai (Emiratos Árabes), donde sostuvo reuniones con destacados importadores de alimentos y productos gourmet, quienes se encandilaron con la propuesta del chileno. “Uno de ellos se entusiasmó tanto que me dijo: ¡quiero tu producto en las ceremonias oficiales del Sheikh!”, cuenta el apicultor coyhaiquino.

Sin embargo, el tamaño del formato que había desarrollado limitaba su comercialización masiva en hoteles, restaurantes, líneas aéreas, catering, entre otros canales de venta, “entonces algunos importadores me sugirieron desarrollar un formato más pequeño y económico para entrar a estos mercados”.

Frente a esta gran oportunidad de negocio, de regreso en Chile Sebastián Fritsch se volcó de lleno a mejorar el formato. Para ello consiguió el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), y al cabo de dos años dio con el diseño ideal: un cuadrado de 6,5 x 6,5 centímetros aproximadamente, elaborado en madera nativa (lenga), en cuyo interior las abejas construyen el panal, llenan con miel y sellan. “Este formato asegura que el producto llegue íntegro y cien por ciento natural al consumidor, quien podrá disfrutar de 25 a 30 gramos de miel, cantidad promedio usada por una persona por ejemplo para endulzar el té o untar el pan… un producto único que no existe en ningún mercado del mundo”, cuenta orgulloso el apicultor aysenino, quien ya comienza a saborear la internacionalización de su propuesta.

Y es que según lo conversado con los importadores en los Emiratos Árabes, si Fritsch logra producir dicho formato a un precio competitivo, ellos le aseguran la compra de toda la producción con tal de tener la exclusividad del producto.

Demanda insospechada

El consumo de productos gourmet y alimentos naturales a nivel mundial ha ido en claro aumento, con un mercado dinámico en constante búsqueda de propuestas innovadoras. En Chile el 90% de la miel producida se exporta a otros mercados, donde predomina la miel a granel en tambores de casi 300 kilos, y en menor cantidad envasada en frascos de 1 kilo y menos.

Así, la miel en panal aparece como una alternativa para diversificar los productos de empresas apícolas, “pero su manejo y elaboración no están exentos de dificultades, lo que lleva a que su producción sea de baja escala, ya que la mayoría de las colmenas utilizadas a nivel mundial (Langstroth y Dadant) están diseñadas para producción de miel extractada del panal”, comenta Sebastián Fritsch.

“Además, los formatos de miel en panal existentes en el mercado mundial son demasiado grandes (300-450 gr.), lo que también limita su comercialización y masificación. Por eso, si logramos la producción masiva de nuestro formato individual y que éste sea económico, de fácil manejo y de buena calidad, podríamos generar una demanda insospechada por el producto”, asegura el apicultor.

Según afirma Fritsch, su “minipanal” podría alcanzar un precio de mercado de alrededor de U$ 0,9, con un contenido de 30 gramos de miel, lo que equivale a poco más de U$ 27/kg, “cifras que para cualquier apicultor son muy atractivas”, destaca. “El marco de madera de miel en panal, fue ofrecido a U$ 7,3 puesto en Jebel Ali, puerto de Dubai, lo que menos costo y flete dejaría al productor alrededor de $15.000 por kilo de miel, con un menor costo en la cosecha en comparación con la miel extractada”.

Gracias al apoyo técnico-financiero de FIA (con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional FIC-R), Fritsch ha logrado desarrollar una colmena adaptada para la producción de miel en panal, cuyas alzas (donde se acumula la miel) son compatibles con las colmenas tipo Langstroth y Dadant, permitiendo que la producción se pueda hacer en forma masiva y, eventualmente, incorporar en el futuro a pequeños apicultores, “elemento muy relevante para la Fundación a la hora de apoyar una iniciativa”, comenta el ejecutivo de innovación Juan Carlos Galaz.

“El diseño ideado por Sebastián permite la producción en panal en distintos formatos además de ser muy cómoda para el apicultor, pudiendo obtener una producción homogénea lo cual es fundamental ya que el producto debe ser estandarizado”, agrega Galaz.

Para el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría, el proyecto de Fritsch posee la virtud de introducir innovación en un nicho de mercado poco explorado y donde existen enormes oportunidades, abriendo el horizonte comercial a decenas o quizás cientos de apicultores. “Sin duda es una iniciativa tremendamente valiosa, ya que además combina tres elementos que están en sintonía con las tendencias mundiales del mercado mundial de alimentos: producto sano y natural, uso de materiales nobles en el envase (madera de lenga), y origen geográfico con atributos ambientales”.

Como FIA, diversas son las instituciones y autoridades regionales que han visto en este proyecto una valorización del territorio patagónico y una oportunidad de desarrollo para los productores locales. Entre estos, el seremi de Agricultura de Aysén, Horacio Velásquez, ha desempeñado un papel clave apoyando la inyección de recursos provenientes del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional, FIC-R.

“Uno de los objetivos principales del Ministerio de Agricultura es hacer más competitivos los distintos rubros de la agricultura familiar campesina, y esta iniciativa apunta precisamente a entregar al consumidor un producto inocuo y de alta calidad logrado a través de métodos sencillos, demostrando que los pequeños productores también pueden agregarle valor a sus producciones”, sentencia Velásquez.

De Aysén a Dubai

De la reunión con los importadores de Dubai en 2013, surgió una solicitud de al menos 1.000 unidades para mayo de 2014, como primer embarque. “Realmente se mostraron muy interesados ya que no habían visto nada parecido”, dice Fritsch. “Encontraron la muestra muy elegante y con inmensas posibilidades de ser comercializada”.

En Medio Oriente, por religión y tradición alimenticia, existe una gran demanda por productos apícolas, en especial por miel (el Corán habla de su origen sagrado). Su consumo es altísimo, importándose mieles de gran calidad y de muchos orígenes distintos.

Fritsch, conocedor de las ventajas de la Patagonia chilena para la producción melaria, ha  sabido traducir esta fortaleza en un importante factor comercial a la hora de negociar con los importadores. “Ellos saben que Aysén posee una condición única en cuanto al origen floral de su miel, ya que al carecer de árboles melíferos (dominan los nothofagus que no son melíferos), la miel obtenida en la región es de pradera, la cual es de gran calidad y muy pocas partes del mundo se puede producir”.

De acuerdo a los cálculos de los importadores de Emiratos Árabes, el “minipanal” ideado por Sebastián Fritsch, podría tener una demanda de cientos de miles de unidades, y esto sólo en Medio Oriente.

Hoy, el apicultor coyhaiquino está abocado a trabajar el diseño corporativo, las etiquetas y afinar los últimos detalles de los envases de sus productos, además de recabar todos los antecedentes para la inscripción de los nuevos formatos en el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (Inapi). Vestida de gala, la miel patagónica se alista para iniciar su conquista del mundo.

  • Oficina Región Metropolitana
    Santiago
    Loreley 1582, La Reina (Ver mapa)
    Teléfono: +562 2431 3000
    Oficinas Regionales
    Ovalle
    Miguel Aguirre 335, oficina 201 (Ver mapa)
    Teléfono: +562 2433 3155

    Talca
    3 Norte 980 (Ver mapa)
    Teléfono: +562 2433 3157

    Chillán
    Claudio Arrau 738, 2° piso (Ver mapa)
    Teléfono: +562 2433 3154

    Temuco
    Lynch N° 107 (Ver mapa)
    Teléfono: +562 2433 3156