Lineamientos FIA

Visión

FIA es una institución reconocida en el Sistema Nacional de Innovación que fomenta y articula procesos de innovación en el sector silvoagropecuario nacional y/o en la cadena agroalimentaria asociada.

Misión

Contribuir a la solución eficiente de desafíos estratégicos del sector silvoagropecuario nacional y/o de la cadena agroalimentaria asociada, por medio del fomento, articulación y difusión tecnológica de procesos de innovación orientados al desarrollo sustentable.

Desafíos Estratégicos

Los actuales desafíos estratégicos declarados por FIA nacieron del levantamiento efectuado con productores, investigadores, emprendedores, dirigentes, académicos y funcionarios públicos provenientes de distintos territorios y de las reflexiones del propio equipo interno de la Fundación. A partir de ello, se identificó la necesidad de avanzar en cómo adaptar nuestra agricultura al cambio climático, promover el desarrollo de mercados altamente diferenciados y en cómo avanzar en la implementación de procesos innovadores que se traduzcan en valor para nuestra agricultura.

Para contribuir a resolver estos desafíos, la Fundación ha estructurado cuatro servicios para el fomento de la innovación, que nacen de los obstáculos declarados por el sector para innovar. De esta manera, los servicio de información, capacitación, redes e incentivo financiero buscan, en su conjunto, contribuir a resolver los desafíos estratégicos de nuestro sector.

Eficiencia hídrica y adaptación

al cambio climático

Desarrollo de mercados innovadores

Procesos innovadores

Eficiencia hídrica y adaptación al cambio​

Apoyar innovaciones que contribuyan a la eficiencia hídrica, como también a la mitigación y/o adaptación al cambio climático del sector silvoagropecuario chileno y/o la cadena agroalimentaria asociada.

Líneas de acción

Gestión de recursos hídricos

FIA apoyará proyectos de innovación que impliquen un aumento en la productividad del agua y una mayor seguridad hídrica. Esto incluye la generación o mejora de información para la toma de decisiones en torno a la gestión sostenible de los recursos hídricos, así como el desarrollo y/o adaptación de tecnologías para ello.

Manejo de plagas y enfermedades

FIA apoyará innovaciones que contribuyan a prevenir y controlar nuevas plagas y enfermedades o una mayor propagación de aquellas ya existentes en el país y que estén asociados a los efectos del cambio climático, ejemplo de ello son sistemas de alerta temprana. Es importante tener en consideración la complejidad de comprobar los efectos del cambio climático en plagas y enfermedades. La empresa que postula deberá proveer la evidencia respectiva.

Diversificación productiva

Con foco en la adaptación de productos agrícolas al cambio climático (temperatura, humedad, golpes de calor, etc,) a través de la implementación de mejoras genéticas o nuevas especies o variedades ya identificadas, que busquen validación y testeo a nivel productivo, así como el rescate y valorización de variedades tradicionales con mejores capacidades de adaptación.

Manejo productivo sustentable para la mitigación del cambio climático

Innovaciones en procesos y tecnologías que apunten a la reducción de emisiones de GEI, por medio del desarrollo de insumos agrícolas con menos emisiones, gestión de una fertilización eficiente, nutrición animal, sistemas de siembra en seco de arroz, y ERNC asociado a riego. Además, las innovaciones relacionadas con economía circular, uso eficiente de recursos naturales, manejo de suelos y praderas que promuevan la captura de carbono, prácticas agroforestales, que permitan reducir las emisiones netas de gases efecto invernadero.

Manejo productivo sustentable para adaptación al cambio climático

Innovaciones basadas en procesos, que contribuyan a la adaptación. Se incluye en esta definición la innovación de procesos relacionadas con calendarios de siembra para minimizar riesgos climáticos e innovaciones relacionadas con el uso de sistemas de cultivo para la reducción del estrés térmico, y minimizar los efectos de eventos climáticos extremos. Incorporación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en los manejos productivos.

Desarrollo de mercados innovadores

Contribuir al desarrollo y adopción de innovaciones que creen o expandan mercados altamente diferenciados, que utilicen atributos distintivos del sector silvoagropecuario y/o la cadena agroalimentaria asociada y que aumenten el valor agregado de la producción nacional.

FIA apoyará proyectos de innovación que generen nuevos productos y/o procesos de alto valor. Un producto de alto valor es aquel que tiene un mayor valor para los consumidores que un producto genérico o uno que se ha comoditizado. Tres importantes formas para agregar valor, en el contexto de la industria agroalimentaria, son:

  • Mediante la transformación, es decir, un cambio en el estado físico o forma del producto (ej. producción de un snack a partir de una fruta, o heparina a partir de subproductos cárnicos).
  • Mediante nuevas formas de producir, esto es, la manufactura de un producto con tecnologías que aumentan su valor (ej. pasteurización por altas presiones para mantener características organolépticas del producto fresco).
  • Mediante segregación física o la diferenciación de un commodity agrícola, ingrediente o alimento elaborado que resulta en un aumento de valor (ej. denominación de origen, certificación orgánica, libre de gluten).

 

Los proyectos deberán tener bien definidos los mercados objetivos y ser coherente con las regulaciones existentes en los mismos. Es deseable que los proyectos generen encadenamientos productivos en al menos dos eslabones de la cadena y/o nuevos modelos de negocios, lo que debe reflejarse en sus asociados y los aportes de los mismos. Los proyectos deben alcanzar la escala adecuada que permita la validación comercial del producto, proceso o servicio desarrollado.

Líneas de acción

Nuevas y mejoradas fuentes de ingredientes

Se apoyarán proyectos enfocados a desarrollar materias primas estandarizadas para la producción de ingredientes demandados por la industria alimentaria o de alimentación animal. La demanda puede basarse ya sea en sus prestaciones técnicas como aditivo, sus propiedades asociadas a la salud en alimentos (incluidos los regímenes especiales, suplementos o alimentos para deportistas), o por sus certificaciones específicas. Se dará especial énfasis al desarrollo de nuevas fuentes de proteínas no animales y la valorización de subproductos.

Nuevos productos de consumo final

Se apoyarán proyectos enfocados al desarrollo de nuevos productos con propiedades asociadas a la salud, que generen alternativas reducidas en nutrientes críticos, para regímenes especiales, suplementos o alimentos para deportistas, u otros que respondan a tendencias comerciales bien establecidas de la industria alimentaria.

Nuevas tecnologías de procesamiento

Se apoyarán proyectos enfocados a la incorporación de tecnologías que puedan considerarse como emergentes para la industria alimentaria, y que resulten en la obtención de productos de alto valor con un alto grado de diferenciación de las alternativas existentes, por ejemplo en su calidad nutricional, extensión de la vida útil, facilidad de consumo, etc.

Procesos innovadores

Apoyar el desarrollo y adopción de innovaciones que deriven en mejoras de procesos productivos de alto impacto y en bienestar para los trabajadores del sector silvoagropecuario y/o la cadena agroalimentaria asociada.

FIA apoyará proyectos que mejoren procesos productivos de empresas del sector silvoagropecuario nacional y/o la cadena agroalimentaria asociada, que se traduzcan en mejoras significativas en la calidad de los productos y/o servicios, en una disminución de los costos de producción de los mismos o en aumento de la productividad.

Se entiende por procesos de alto impacto:

  • Aquellos que tienen el potencial de beneficiar a muchas empresas del sector y por lo tanto, el problema que busca resolver no es sólo de la empresa que está postulando el proyecto.
  • Aquellos que permiten expandir un mercado actual o ingresar a uno nuevo de manera significativa con impacto en las ventas, exportaciones, participación de mercado, empleo, superficie, etc.
 

Es importante destacar que el proyecto puede ser ejecutado por empresas de otros sectores económicos. Si bien el foco es el proceso productivo del sector silvoagropecuario nacional y/o la cadena agroalimentaria asociada, los insumos, capital y servicios necesarios para ello muchas veces pueden ser provistos desde otras actividades económicas.

Líneas de acción

Nuevos insumos

Se apoyarán proyectos de innovación enfocados al desarrollo de nuevos o mejorados insumos para el sector silvoagropecuario nacional y/o la cadena agroalimentaria asociada que permita mejorar su competitividad, en un contexto de cambio climático, cuidado del medioambiente, salud de los colaboradores y de los consumidores. Dentro de esta línea se incluyen innovaciones en semillas, antibióticos, bioinsumos, etc., así como también productos a partir de la valorización de desechos y/o subproductos de los procesos productivos que puedan ser utilizados por el mismo sector u otras industrias (ej. alimentación animal, energía, etc.).

Sistemas productivos intensivos

Se apoyarán proyectos que promuevan la incorporación de nuevas tecnologías o mejoras significativas en procesos tecnológicos del sector silvoagropecuario nacional y/o la cadena de valor agroalimentaria asociada, para aumentar en forma sustentable la productividad y/o eficiencia de los sistemas productivos a nivel agrícola, de transformación y/o comercialización. Esto considera particularmente la implementación de nuevas tecnologías provenientes de otras actividades económicas, que pueden significar una mejora de alto impacto en la competitividad del sector, tales como las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs), Mecanización, Automatización y Robótica, Biotecnología, Nanotecnología, entre otras.

Aumento de la calidad

Considera las mejoras tecnológicas para asegurar la calidad, inocuidad y trazabilidad de los productos a lo largo de la cadena, de manera de cumplir con las exigencias de los mercados y de las regulaciones establecidas. Incluye las distintas fases productivas (precosecha, cosecha, poscosecha, acondicionamiento, procesamiento, almacenamiento, transporte y distribución), con procesos tecnológicos como por ejemplo de clasificación, conservación, pasteurización, envasado, sistemas de control y monitoreo de la calidad y prevención de riesgos alimentarios, autenticidad e identificación de origen, entre otros.