MauricioManriquez

Mauricio Manríquez, creador de “Kon”, polvo de calafate liofilizado:

“Cuando empezamos a entender el valor nutricional que tiene el calafate —este fruto que sólo se usaba en repostería artesanal— decidimos arriesgarnos a crear un producto que recogiera todas sus propiedades, pero que pudiera exportarse sin el aumento de costo que implica despachar fruta fresca.

Gracias a la Fundación para la Innovación Agraria, pudimos comenzar a trabajarlo profesionalmente: hicimos análisis en laboratorios, comprobamos sus propiedades y concluimos que las potencialidades del producto se mantenían prácticamente intactas si éste es deshidratado por medio de la liofilización. A diferencia de la deshidratación, que elimina el agua a través del calor, la liofilización es un proceso en el que se congela el producto y posteriormente se introduce en una cámara de vacío para realizar la separación del agua por sublimación. De esta manera se elimina el agua desde el estado sólido al gaseoso, sin pasar por el estado líquido, en cuyo proceso se pierde la mayor cantidad de antioxidantes. 

Hoy tenemos un producto que rescata uno de los mejores frutos de la patagonia, con un gran valor nutricional, innovador y de fácil acceso. A pesar de que comenzar no fue fácil —trabajar con ideas nuevas siempre genera ciertas resistencias— estamos contentos con el resultado y esperamos poder seguir creciendo, tanto nacional como internacionalmente”.