Makarena Lucero, CEO de ESC Working

By 25 junio, 2020Testimonios

Región de Valparaíso.- Makarena Lucero (39) es CEO y cofundadora de ESC Working. Laboratorio de innovación social de la región de Valparaíso que tiene como propósito cumplir con el desarrollo sostenible, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la agenda 2030. Suelen vincularse con las personas u organizaciones a través de consultorías, gestión de proyectos, charlas o capacitaciones, explica Lucero. Así lo hacen con “Germina”, iniciativa local que desarrollan junto con el Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (CREAS).

Por su capacidad de crítica en 2018 optó por estudiar Derecho, pero luego de dos años en esa carrera, decidió sólo terminar Técnico Jurídico. “Así que decidí ser parte de esa transformación de los emprendedores. Me propuse democratizar el acceso a la información por las personas innovadoras locales; sin necesidad de terminar la carrera profesional, abriendo el conocimiento a todos quienes lo necesiten. Sin dejar de dar pelea por acortar las brechas de la desigualdad en nuestra sociedad”.

En la búsqueda de nuevas experiencias, Lucero, junto al equipo multidisciplinario, asistió al “Taller Conecta” en Quillota, uno de los encuentros presenciales que ofrece el servicio de Redes de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura. Espacio que se propuso entregar a los presentes, oportunidades de vinculación con diferentes actores del ecosistema de emprendimiento e innovación del sector silvoagroalimentario y/o la cadena agroalimentaria asociada.

Luego del encuentro, se gestó “FoodLab”. A continuación, su historia.

  • ¿Cómo defines ESC Working?

Desde 2017, somos un espacio en la región de Valparaíso que estimula el surgimiento de agentes de cambio, que busquen aportar iniciativas innovadoras y sustentables desde la colaboración, asociatividad y la autogestión. Creamos y facilitamos espacios, donde diversos actores trabajan para resolver problemáticas a través de metodologías y modelos que generen impacto social.

  • ¿En qué iniciativas trabaja el laboratorio?

Como directora de ESC y experta en el área gastronómica, decidimos trabajar con emprendedores y la academia en varios proyectos para mejorar la competitividad de la industria de los alimentos en la región. En la actualidad, tenemos asesorías y capacitaciones enfocadas en el rubro de los alimentos, donde nos vinculamos con centros de negocios y centros de investigación como CREAS. Desde el 2019 que estamos ejecutando un piloto Innova Fosis del Ministerio de Desarrollo Social que se llama Germina. Busca capacitar a mujeres de los cinco programas vigentes de SERNAMEG que están emprendiendo en el rubro de los alimentos.

IMPACTO

  • ¿En qué ayudó el Taller Conecta al proyecto Germina?

Como parte del proyecto debíamos conocer el ecosistema que tiene la academia, el área pública y privada sobre el mundo de los alimentos. El taller era ideal para el proyecto Germina, pues fue una oportunidad de conocer actores relevantes, con muchísima experiencia. Afianzamos los lazos con CREAS, teniendo hoy una trasferencia de conocimiento que ha fortalecido a nuestras usuarias en germina; luego de que nosotros visitáramos su planta y, a su vez, ellas conocieran a los investigadores. Fue una instancia increíble. Conecta nos dio la oportunidad de tener retroalimentación de cada una de las mesas con expertos dispuestos a escuchar y aportar.

  • Y así nace una innovación…

Sí. Luego de que realizamos vínculos con las diferentes organizaciones y proyectos, unificamos nuestras iniciativas en una: Foodlab. Incluimos dentro de nuestro catálogo de proyectos a todos los servicios que presentan nuestras alianzas estratégicas de esta manera generar una verdadera innovación, a través de la colaboración, con impacto en toda la cadena de alimentación.

EL CAMBIO

  • ESC Working es un laboratorio social. ¿Qué pretenden solucionar?

La innovación y la investigación siempre se han quedado en las universidades o en publicaciones. Creemos que esta es la oportunidad, a través de un convenio de colaboración entre “Foodlab” y los centros de estudios o las UES de la región de Valparaíso, acercar este conocimiento a nuestros usuarios. La idea es tener acceso a una valiosa información, ya que el problema más grande que detectamos es la forma de transmisión del conocimiento.

  • Han pasado algunos años desde que iniciaste esta aventura de la innovación. ¿Consideras que eres una líder regional?

Es algo difícil hablar de mí, muchas veces me pregunto si lo soy o no. Pero mi equipo, las usuarias de germina, las instituciones con las que trabajo, además de todos los emprendedores siempre me dicen que sin mí, el proyecto no sería lo mismo. “Por tu pasión, por tu entrega, por tu cariño hacia las personas, por tu profesionalismo, por lo divertida y algunas veces – me han comentado – por ser poco ortodoxa o disruptiva para las soluciones”. Siempre con la idea de nunca dejar de dar la pelea por acortar las brechas de la desigualdad en nuestra sociedad.