Ministro de Agricultura y Director de FIA visitan Tarapacá por Congreso Mundial de la Quinua

Iquique, 26 de marzo de 2019.- Riqueza nutricional, adaptabilidad geográfica y resistencia al cambio climático, son las características principales de la quinua que desde el lunes y hasta el jueves celebra el VII Congreso Mundial de Quinua y otros granos andinos y cuya inauguración fue encabezada por el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, que, ante más de 400 personas, destacó los principales atributos del denominado “alimento del futuro”.

Junto al director ejecutivo de FIA, Álvaro Eyzaguirre, al seremi de Agricultura de Tarapacá, Fernando Chiffelle, y al director nacional de Indap, Carlos Recondo, participaron en la ceremonia y, luego, se dirigieron a la comuna de Huara a visitar a dos agricultores que producen quinua en el desierto y que fueron afectados por las inundaciones producidas por el Invierno Boliviano en el verano recién pasado.

“Es un cultivo que se adapta muy bien a la agricultura familiar campesina y como Ministerio de Agricultura queremos impulsar su desarrollo, ser el principal apoyo, el principal socio del emprendimiento agrícola y la quinua tiene particularidades que muy pocos productos poseen, es un cereal ancestral que tiene condiciones nutritivas impresionantes y que está siendo incorporado cada día a la nutrición de las personas y la gastronomía. Es un cultivo que resiste muy bien la sequía, y que queremos seguir potenciando ya que tiene mucho futuro”, señaló el Secretario de Estado.

“Las personas que cultivan quinua y otros productos en el desierto más seco del mundo son innovadores ejemplares. Transforman un problema -la falta de agua- en una oportunidad para agregar valor a su producción y, así, encontrar mejores alternativas para salir con sus productos al mercado”, señaló el director ejecutivo de FIA, Álvaro Eyzaguirre.

En el acto inaugural del foro participaron investigadores, productores y otros agentes de la cadena, y contó entre los expositores plenarios a expertos de China, Grecia, Malawi, México, Estados Unidos, Perú y Bolivia, además de Chile. Esta actividad fue organizada por el Minagri a través del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), además de la Pontificia Universidad Católica de Chile a través de QuinoaLab. El encuentro es un espacio de intercambio de conocimientos, incluidos los saberes de las comunidades campesinas e indígenas.

Consumo al alza: Una oportunidad

Aunque los niveles de producción de quinua en Chile son muy bajos en comparación a países vecinos líderes mundiales como Perú y Bolivia, las cifras de consumo son crecientes considerando el incremento sostenido en las importaciones: Las cifras muestran que en 2008 ingresaron 56 toneladas mientras en 2018 llegó a poco más de 1.600 toneladas.

En línea con la tendencia mundial de mayor consumo, la quinua aparece como una alternativa especialmente para el desarrollo de la Agricultura Familiar Campesina, que trabaja con proyectos en varias regiones desde Tarapacá a Los Lagos.

Actualmente FIA tiene en ejecución 9 iniciativas y proyectos relacionados con el desarrollo y potencial de la quinua, por un monto cercano a los $1.300 millones. De ellas 5 se están ejecutando en la región de Tarapacá, entre las que destacan: Gestión de un proceso de autocertificación orgánica para la producción comunitaria de quínoa en el Altiplano; Impacto del riego suplementario localizado sobre la producción de la quinua altiplánica en la localidad de Ancovinto, comuna de Colchane; Agregación de valor a la quinua altiplánica de la localidad de Cancosa de la Comuna de Pica mediante la mejora del proceso de desaponificación y el desarrollo de leche de quinua con propiedades saludables; Agregación de valor a la quinua altiplánica de Colchane mediante el desarrollo de snack saludable y en el ámbito de la asociatividad destaca el Fortalecimiento del modelo de negocio y plan de gestión de la Cooperativa Agrícola QuinuaCoop.