Suplemento alimenticio instantáneo en base a quinoa surge como alternativa para celíacos, alérgicos a lactosa y adultos mayores

By 10 septiembre, 2014Noticias, O'Higgins

Quinoa cultivada en la Región de O’Higgins da vida a producto orgánico y nutritivo, único en su tipo en Chile, cuya elaboración entregará una fuente de trabajo a agricultores de la zona.

En Chile ser celiaco o intolerante a la lactosa, se ha vuelto cada día más común, según datos del Departamento de Gastroenterología de la Universidad Católica de Chile y la Encuesta Nacional de Salud 2010, casi un millón de chilenos está diagnosticado como intolerante a la lactosa o al gluten.

A ellos se suman más de un millón 500 adultos de la tercera edad con algún trastorno físico y que requieren de alimentos de alto valor nutritivo y de fácil deglución para suplir sus necesidades.

Por ello, la oferta de un suplemento alimenticio que posea proteína de alta calidad, sano y natural y en base a quínoa orgánica del territorio secano de la Región de O’Higgins, es una gran noticia para esta población con necesidades especiales que en nuestro país va en aumento y que, además, involucra que los agricultores desarrollen y perfeccionen sus cultivos de quinoa y tengan un ingreso seguro por la producción del predio.

Esta es la innovadora iniciativa impulsada por la Fundación para la Innovación Agraria, (FIA), y desarrollada por la Sociedad Desarrollo Quínoa representada por Ricardo Valdebenito González y la Universidad de Chile.

Cabe destacar que la quinoa aporta unas 240 calorías por cada 100 gramos de producto. Además, contiene sustancias tales como zinc, hierro, magnesio, potasio, calcio, además de vitamina A, B y C.

Ésta contiene hierro, potasio, magnesio, calcio, fósforo e hidratos de carbono. Se ha podido determinar que es un alimento rico en proteínas y tan comparable, en ese aspecto, a la leche materna.

Respecto a los alcances del proyecto, el coordinador del proyecto, Ricardo Valdebenito, con doce años de trabajo con esta materia prima en el país señaló, “esta iniciativa participa efectivamente en el desarrollo de nuestra quinoa, tenemos que saltar de productos básicos como materia prima a productos realmente elaborados y que atiendan necesidades de la población. Hemos considerado el desarrollo de productos de alta calidad que cumplan con la competencia de mercado de tal forma que no sea un producto que se creó y no se pudo comercializar, nuestro suplemento tendrá valores realmente competitivos, que permitirán que más personas tengan acceso a alimentación sana y segura.”

El profesional resaltó además, “este producto no se restringe a las personas que sufren alergias alimentarias, es un alimento completo que favorece a estudiantes, deportistas, tercera edad, mujeres embarazadas, lactantes y todo aquel que quiera alimentarse debidamente.”

En la creación de este suplemento ha sido clave el trabajo de la Universidad de Chile, entidad asociada, quien dispuso de sus instalaciones y profesionales para realizar las pruebas en el desarrollo de la fórmula y definir la más apropiada.

Mercado atractivo y en aumento

Actualmente existe una demanda en aumento por productos que cumplen la función de suplementos, sin presencia de alérgenos y con alto valor nutritivo. Por ello, se espera un gran interés de la población por este producto, sin mezclas ni aditivos, con base orgánica y creado con quinoa nacional de alta calidad.

Cabe destacar que el consumo potencial de los grupos alérgicos al gluten, lactosa y los integrantes de la tercera edad, que también requieren suplemento alimenticio es anualmente de 38.150.851 kilos. La oferta actual en Chile para satisfacer la necesidad de este grupo es limitada y ninguna elaborada en base a quinoa.

Al respecto, el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría Vásquez, en la actividad de presentación y degustación del suplemento alimenticio, realizado en la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile señaló, “este proyecto será una alternativa alimenticia con quinoa orgánica y natural para la población alérgica al gluten, la lactosa y los adultos mayores con necesidades nutricionales especiales y para todas las personas que deseen alimentarse sanamente. Su valor agregado es que se valida este producto ancestral y permite que los agricultores de quinoa de la zona tengan un ingreso permanente”.

Para dar curso a esta iniciativa, que involucró un monto que supera los 139 millones de pesos y de los cuales FIA apoyó con más de 98 millones, se cumplieron una serie de etapas como la iniciación de actividades, resolución sanitaria, patente comercial y en un breve plazo, la autorización para su venta por el Instituto de Salud Pública.