Agricultores reciben agua a través de sistema de atrapanieblas para producción olivícola

Taltal, 29 de noviembre 2019.- Luego de tres años de trabajo en la localidad de Taltal, finalizó un proyecto liderado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) –ambas instituciones del Ministerio de Agricultura– y que permitió obtener agua a través de un sistema de atrapanieblas para la producción de olivos, el cual también se ha transformado en un destacado aceite de la zona.

La iniciativa –financiada por el del Gobierno Regional de Antofagasta– es parte del esfuerzo de esta región por desarrollar el sector agrícola en pleno desierto, y se ha transformado en un desafío constante, donde la innovación ha sido un factor importante y ha llevado a los agricultores a desarrollar la agricultura en estas regiones.

“Aquí ha finalizado un trabajo que nos deja buenos pronósticos. Producto de la cosecha de nubes se logró determinar que un sistema de atrapanieblas puede capturar un promedio diario anual de 240 litros de agua aproximadamente. Un recurso hídrico que se puede recuperar y es posible almacenar en periodos de bajo consumo en invierno y alto consumo en verano. Este trabajo permitió obtener los datos necesarios que permitirán diseñar el proyecto de instalación de alrededor de 180 sistemas de atrapanieblas en el sector del cerro Los Perales de la comuna de Taltal”, explicó el seremi de agricultura de la región de Antofagasta, Gerardo Castro.

La condición de aridez, es una situación permanente en el norte del país, sin embargo, existen posibilidades de obtener agua dulce, aprovechando los fenómenos meteorológicos que se manifiestan a lo largo de la cordillera de la costa y en particular en la región de Antofagasta, donde en gran parte de los días del año se desarrollan eventos de nieblas.

Francisco Tapia investigador de INIA Intihuasi, quien lideró el proyecto destacó los logros obtenidos a través de años de trabajo “pudimos poner a disposición de la agricultura de desierto costero, una nueva fuente de agua de riego, acompañado de una estrategia de riego muy particular para zonas desérticas. Esta información generada es la puerta para el desarrollo para enfrentar los acentuados ciclos de sequía que hoy se vienen presentando en zonas tradicionales de mayor abastecimiento hídrico”.

Por su parte, el representante macrozonal de FIA en la región  de Arica y Parinacota, Iquique y Antofagasta, Ignacio Delfino señaló que esta iniciativa reviste una gran importancia para el desarrollo de los olivicultores de la zona costera de la región de Antofagasta, derribando el mito que no es posible producir una agricultura sustentable con una optimización clara de los recursos hídricos y obtener un producto de primera línea como lo es el aceite de oliva extra virgen.”

“Los datos obtenidos a través de este proyecto podrán servir de insumo para una futura toma de decisiones en cuanto a los lugares físicos en donde instalar los atrapanieblas, considerando que a diferente altura geográfica se obtienen diferencias en los resultados, por ejemplo a los 558 metros sobre el nivel del mar, se obtienen aprox 86lts/m2 en cambio en la zona de mayor condensación más menos a los 920 m de altura se pueden llegar a obtener más de 200 litros por metro cuadrado de atrapaniebla”, agregó Delfino.

Para la presidenta de la asociación El Pueblito sector La Cachina y de la cooperativa de pequeños olivicultores (Olivocop) de esta comuna costera, Érika Donaire, los resultados obtenidos los llenan de satisfacción “ya que nos entrega firmeza para continuar en esta tarea y creo que con nuestro esfuerzo hemos demostrado que hacer agricultura en el desierto es posible. Cuesta, pero hay que ser perseverante y respetuoso de la tierra. Hemos logrado transformar un sector tan árido en un pequeño vergel y esto sólo contando con sistema piloto de atrapanieblas”, comentó.

Finalmente el director regional de INIA Intihuasi, Edgardo Díaz  destacó que para este proyecto “buscamos estrategias innovadoras, que permitieran mejorar la productividad y sostenibilidad, en base al mejoramiento del manejo agronómico del déficit hídrico, y la captación de agua de la niebla para el riego. Los excelentes resultados nos permiten proyectar un desarrollo mayor con apoyo de la Seremi de Agricultura y el Gobierno Regional de Antofagasta. Todo esto es un trabajo conjunto en beneficio de nuestros agricultores de Taltal”.